16.5.16

Cuento | La niña que perdió sus palabras.

Foto de Pinterest

Érase una vez una niña que se quedó sin palabras. Realmente la niña no era tan niña, y no “se quedó sin palabras” como quien se queda sin agua durante la comida y solo tiene que ir a rellenar el vaso; éstas simplemente se esfumaron, puf, sin previo aviso. Aun es un misterio si lo hicieron instadas por alguna fuerza externa o porque querían vivir por su cuenta las aventuras que contaban. La cosa es que no dejaron ni una nota, y de la noche a la mañana la niña se sintió incapaz de escribir una sola historia. Se sentía vacía. Creía que era su culpa, que llevaba tanto tiempo postergando el momento de sentarse frente a la página en blanco que al final el universo había querido mostrarle lo que era no poder escribir de verdad. 

Durante un par de días continuó su rutina con aspecto melancólico y desolado, pero no era capaz de explicarle a ninguna de las personas que le preguntaban lo que le sucedía. “Me siento rara”, y ya, ahí se quedaba todo. Ellos le miraban con curiosidad, intentando descifrar el enigma, compadeciéndose, o simplemente con resignación. La línea del tiempo no se detiene porque tu mundo esté mal asfaltado; y durante ese par de días ella deambuló por el suyo como si una parte de su vida cojeara. 

Y mientras la noche del segundo día escuchaba 'Strange things will happen' de Radio Dept y otras canciones apropiadas, se dio cuenta de dos cosas. 

La primera, de cuánto amaba escribir. Escribir le daba vida, y habían tenido que robársela para darse cuenta de lo importante que era para ella. 

La segunda, que iba a recuperar sus palabras. 

Esta es la historia de esa niña no tan niña y de cómo volvió a vivir.




Espero que os haya gustado este principio de cuento, encierra mucho de mí y he puesto mucho mimo en cada palabra. En este blog quiero hablar sobre escribir y ese proceso de creación literaria, pero también quería volver a dejar caer mis letras. 
Recordad que cualquier halago, tomatazo, crítica constructiva o comentario de cualquier tipo lo podéis dejar en la casilla de abajo. Os contestaré cuando pueda en esta misma entrada.
¿Y vosotros, alguna vez os habéis quedado sin palabras?



¡comparte el post!

8 comentarios:

  1. ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA
    Desde el principio me tenías enganchada, y es que yo misma llevo como tres años sin palabras (que a ver si vuelven proNTO). Espero impaciente la siguiente entrada, ¡el blog tiene muuuuy buena pinta! Ah, y en breves busco la canción, que me pica la curiosidad.
    (¿es cosa mía o tu estilo ha cambiado bastante?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaaaay, me alegro mucho de que te haya enganchado desde el principio y de que te haya gustado tanto Christie. :3 La canción yo creo que te gustará, de hecho a lo mejor ya la has escuchado y todo, sale en varias películas estilo indie y en The Fault in Our Stars.
      Lo del estilo no sé decirte, quizás ¡ya te preguntaré y hablamos mejor de a qué te refieres! Me produce curiosidad en qué lo habrás notado u.u
      (abrazos eléeectricos.)

      Eliminar
  2. Quedarse sin palabras, que terrible resulta para alguien que tiene la cabeza en constante ebullición, en constante crear historias.
    A mí me ocurrió y aún no me he recuperado del todo.

    (sonrisa de elefante)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí también me parece una maldición bastante cruel para alguien que vive gracias a las palabras. ¡Siento que a ti también te haya pasado y espero que puedas recuperarte pronto! >.<
      (abrazos eléctricos.)

      Eliminar
  3. La línea del tiempo no se detiene porque tu mundo esté mal asfaltado.
    Creo que voy a empezar así un cuaderno, el de mi línea del tiempo de los próximos casi cuarenta días. Y voy a contarlos, para que se pasen lentos. ¿Alguna vez has sentido que tienes por delante un tiempo que quieres que pase muy lento por una parte pero muy muy rápido por otra? Pues me jugaría la velocidad por todos y cada uno de sus ratos.

    Y sí, una vez dejé de escribir, y casi no lo cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será todo un honor encabezar uno de tus cuadernos *-*
      Y bueno, y tanto que lo he sentido... Quién pudiera tener una mesa de mezclas para controlar el tiempo a su antojo. Espero que pases 40 (leeeeeentos) días fantásticos allí donde vayas :)
      (Y que jamás vuelvas a dejar de escribir, precisamente se trata de contar(lo)
      (abrazos eléctricos.)

      Eliminar
  4. Me gustó y me sigue gustando. Saludos.

    ResponderEliminar

Estoy abierta a críticas constructivas, halagos, tomatazos y otras hortalizas.
No tengas miedo, prometo no morder (a no ser que seas SPAM, hum).